El papa Francisco alcanza su mayor cota de popularidad en América Latina, donde casi ocho de cada diez ciudadanos tienen una buena opinión suya, indica un sondeo difundido hoy y efectuado en 68 países.


El papa Francisco alcanza su mayor cota de popularidad en América Latina.

La encuesta realizada por el instituto demoscópico BVA entre los pasados octubre y diciembre, que interrogó a 67.550 personas por internet, teléfono o cara a cara, añade que Norteamérica (63 %) y la Unión Europea (62 %) son las otras dos zonas donde recibe los mayores apoyos.

En Europa, fuera de la UE, ese porcentaje baja el 47 %, cinco puntos más que en el África subsahariana, mientras que en Oceanía y Asia se sitúa en el 37 % y en Oriente Medio y el norte de África en el 35 %.

Independientemente de la religión de los encuestados, el país que le mostró mejor consideración fue Portugal (94 %), seguido por Filipinas (93 %) y Argentina (89 %), su país natal.

España, con un 80 % de opiniones favorables, el mismo porcentaje que en el Líbano, se ubica en séptimo lugar, mientras que los últimos puestos los encabezan Azerbaiyán (5 %), Argelia (9 %), Irán (10 %) y Turquía (13 %).

El barómetro precisa que su popularidad varía fuertemente en función de la religión y del sexo de los encuestados. El visto bueno a su figura pasa del 85 % entre los católicos al 53 % entre los protestantes, y del 49 % de los ortodoxos al 28 % de los musulmanes, mientras que entre los ateos y agnósticos roza el aprobado (51 %).

Asimismo, entre los menores de 35 años obtiene un respaldo del 48 %, que se eleva al 53 % entre aquellos de entre 35 y 54 años, y al 62 % entre los mayores de 55. EFE