La Patrulla Caminera retuvo a nivel país a 110 conductores ebrios durante la Semana Santa. En total fueron realizadas 1.908 pruebas de alcotest, según informó.


Licencias de conducir deben ser perforadas anualmente reitera Municipalidad de Asunción.

Las tareas se iniciaron desde el día 20 y se prolongaron hasta el sábado 26 de marzo. En ellas se logró sacar de circulación a 110 ebrios manejando bajo los efectos del alcohol.

El Departamento Central verificó esta vez un total de 57 individuos que no lograron pasar la prueba del alcoholímetro.

Durante estos días santos se demoró a 185 automotores, cuyos conductores carecían de licencia de conducir y la habilitación municipal de sus rodados; esta cifra incluye los menores de edad al mando de algún tipo de vehículo.

En los siete días los efectivos de la Caminera cumplieron con un total de 1321 procedimientos por faltas leves, graves y gravísimas a la Ley Nacional de Tránsito y Seguridad Vial.