Las fuerzas de seguridad egipcias han efectuado una amplia campaña de detenciones en las últimas horas en el centro de El Cairo contra jóvenes activistas, tres días antes de una jornada convocada de manifestaciones. Entre los liberados a las pocas horas figuran algunos periodistas y abogados, según familiares y amigos consultados por Efe.


Las fuerzas de seguridad egipcias han efectuado una amplia campaña de detenciones en las últimas horas

El abogado, Gamal Eid, director de la Red Árabe para la Información de los Derechos Humanos, explicó a Efe que todavía hay unos 26 jóvenes detenidos y en paradero desconocido.

A su juicio, estas redadas son «una medida preventiva de cara a las protestas del día 25 de abril», organizadas en rechazo a la cesión por parte del Gobierno egipcio de dos islas a Arabia Saudí.

Las detenciones, cuyo número exacto se desconoce, tuvieron lugar en calles céntricas de la capital egipcia, en cafeterías y en algunas viviendas particulares.

Fuentes de seguridad dijeron a Efe que una veintena de personas fueron liberadas poco después de su detención y rebajó la cifra de jóvenes bajo custodia policial a 16.

El letrado izquierdista y excandidato presidencial, Jaled Ali, denunció en su cuenta de Facebook «una campaña de represión rabiosa para detener a jóvenes en la calle, cafeterías y casas».

«La campaña no expresa la fuerza del régimen sino su miedo, su pérdida de equilibrio y su pánico sobre el movimiento popular contra la venta de islas», agregó.

Otros activistas han sido detenidos o van a ser interrogados por repartir panfletos sobre las protestas del 25 de abril, entre ellos la conocida Sanaa Seif, que ya estuvo en la cárcel por participar en una manifestación no autorizada.

Ayer, el diario egipcio Al Shuruq publicó que el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, ha dado órdenes a la policía para evitar esas protestas, un supuesto negado por la Presidencia.

Las manifestaciones del próximo lunes siguen a las celebradas hace una semana, cuando miles de personas salieron a la calles en varias ciudades, principalmente en El Cairo, siendo las más masivas en contra del gobierno de Al Sisi en los últimos meses.

Al menos 120 personas fueron detenidas ese día, aunque la mayoría quedaron en libertad al día siguiente.

Los manifestantes corearon lemas en contra de Al Sisi y consignas de la revolución egipcia de 2011, que acabó con el régimen de Hosni Mubarak tras 30 años en el poder.

Las polémicas islas solo estaban bajo la tutela de Egipto pero pertenecen a Arabia Saudí, según el Gobierno, aunque muchos ciudadanos, políticos y activistas reclaman la plena soberanía sobre ambos territorios.

EFE

Compartí: