Andrónico Luksic, presidente del Grupo Quiñenco y uno de los empresarios más acaudalados de Chile, recibió el 6 de noviembre de 2013 (antes de que Bachelet fuera reelegida como presidenta) a Natalia Compagnon y su esposo, Sebastián Dávalos, hijo mayor de la mandataria.


Andrónico Luksic

El empresario chileno Andrónico Luksic considera que fue un error recibir en su despacho a Sebastián Dávalos -hijo de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet- y a su esposa, Natalia Compagon, imputada en un caso de corrupción.

“El error mío fue haberlos recibido. Hoy no lo haría de ninguna manera”, dijo el propietario del Banco Chile en un vídeo de casi siete minutos subido a la plataforma YouTube.

“Fue un error. No dimensioné nunca lo que podría traernos una reunión de esta naturaleza. Sin duda, fue un error. Hemos pagado un costo súper grande. Se nos ha acusado de todo tipo de cosas. Todo falso”, agregó.

El motivo de aquel encuentro, celebrado en la sede central del Banco Chile, era la solicitud de un crédito por valor de 6.500 millones de pesos (unos 9,7 millones de dólares) que el banco finalmente otorgó a Caval, la empresa de la nuera de Bachelet, para comprar unos terrenos en el municipio de Machalí.

Las circunstancias en que se llevó a cabo la operación inmobiliaria motivaron una investigación por parte del ministerio público que ha derivado en la imputación de Natalia Compagnon; su socio, Mauricio Valero, y el síndico de quiebras Herman Chadwick, entre otras personas.

En relación con este caso, el vicepresidente y dueño de Banco Chile declaró en calidad de testigo el pasado 15 de mayo ante el fiscal de región de O’Higgins, Luis Toledo.

EFE

Compartí: