El presidente argentino, insistió hoy en el objetivo de poner punto final a la "histórica deuda" del país con las regiones del norte y afirmó que la construcción de una planta potabilizadora de agua en la provincia de Formosa beneficiará a 50.000 personas.


En una carta publicada en diarios y medios digitales de Formosa, el mandatario aseguró que va a «acompañar» a los miles de damnificados por las inundaciones provocadas por las intensas lluvias de las últimas semanas en el norte y centro del país.

Asimismo, destacó que la obra en la ciudad formoseña de Clorinda anunciada hace dos semanas se suma al Plan Nacional del Agua que va a llevar infraestructura a todas las regiones, en especial a las de esa zona, con las que, a su juicio, Argentina tiene una «histórica deuda».

«La falta de agua angustia, afecta nuestra calidad de vida, pone en riesgo la salud de familias enteras y genera exclusión», afirmó Macri antes de señalar que cuando traspasa cierto límite, «pasa de ser una bendición a ser una pesadilla».

El presidente aseguró en la misiva que estas soluciones «concretas» generan «tranquilidad» y «miles y miles» de puestos de trabajo, que es el principal compromiso y «obsesión» del Gobierno.

«Tenemos una enorme responsabilidad: llevar a los argentinos las soluciones y la contención que necesitan para vivir mejor», señaló antes de recordar la inversión de 30.000 millones de pesos (2.000 millones de dólares) en materia social.

En este sentido, admitió que muchas de las medidas tomadas desde su llegada al poder en diciembre pasado son «difíciles» para muchos argentinos y por eso se está ocupando de «acompañar» a quienes más necesitan al Estado.

Macri volvió a criticar al Gobierno anterior e hizo hincapié en que en lugar de enfrentar los problemas y buscar soluciones, optó por dar la espalda a los ciudadanos, «permitiendo que en la Argentina crecieran la pobreza, la desidia y la indigencia».

El ministro de Agroindustria argentino, Ricardo Buryaile, señaló hoy que el documento del jefe del Ejecutivo argentino expresa su visión de una Argentina integrada que «responde a un solo interés: el del pueblo argentino».

En declaraciones a la agencia oficial Télam, Buryaile declaró que la decisión de construir una planta de agua potabilizadora en Clorinda se debe a que «una localidad tan pujante no podía estar postergada» y reveló que era una obra «presupuestada y nunca ejecutada» por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015). EFE

Compartí: