Descargar el Audio

Después de amenazar con imputar a los alumnos que tomaron el colegio, el fiscal Fuster ingresó el recinto y concluyó que no existen motivos para acusar a los jóvenes. 30 estudiantes permanecen en el edificio exigiendo la renuncia de la ministra Marta Lafuente.


Compartí: