obama flint
Descargar el Audio

Al menos dos veces, el presidente de Estados Unidos bebió agua filtrada de Flint, durante su visita a Michigan, en la que se solidarizó con el drama que enfrentan sus habitantes.  Especialmente los niños, sufrirán por años las consecuencias del envenenamiento con plomo, tras bañarse o beber agua contaminada del sistema de la ciudad. Desde Washington informa, Verónica Balderas Iglesias.