En momentos en que la ministra (y los que defienden su gestión) buscan "fantasmas" detrás del reclamo estudiantil, este comunicado de FENAES publicado horas después de la toma del colegio República Argentina sirve para entender por qué los jóvenes exigieron la renuncia de Lafuente.


-Mal manejo con el uso del dinero público “cocido de oro”.

-Permanente hostigamiento a las organizaciones estudiantiles.

-Falta de dialogo serio con todos los sectores de la comunidad educativa.

-Decisiones unilaterales sobre las políticas educativas.

-La precariedad de las infraestructuras de los colegios.

-Falta de interés en el mejoramiento en inversión pública de educación. No superamos el 3,9 %.

-Desidia general de la administración de la educación pública.

-El foro económico mundial afirma que el Paraguay está posicionado en el peor lugar del mundo en cuanto a educación.