El Senado de Brasil inició este miércoles una histórica sesión para decidir si abre un juicio de destitución a la presidenta izquierdista Dilma Rousseff, acusada de maquillar las cuentas públicas.