Desde hoy hasta el 2 de octubre se expone la muestra denominada "Punk 1976-78". Contiene varias rarezas de la banda británica Sex Pistols y documentos históricos para celebrar los cuarenta años del nacimiento del género y su influencia en la moda, diseño y música del Reino Unido.


La exposición se constituye de una copia de marzo de 1977 de la canción “God Save The Queen” que nunca se distribuyó en las tiendas, ya que la discográfica A&M despidió a la banda británica antes de lanzarlo al mercado.

Además del acuerdo original por el que Glen Matlock dejaba la banda, debido a su mala relación con Rotten, la chaqueta de cuero original que el batería de The Damned, Rat Scabies vistió durante la gira de Sex Pistols “Anarchy in the U.K. y carteles y entradas del Club Roxy, un establecimiento que sirvió a las bandas punk como espacio para presentar sus canciones al lado de grupos reggae.

Andy Linehan, comisario de la ciudad comentó a la EFE que la percepción negativa de los músicos punk surge de los titulares que con contenido violento los Sex Pistols empezaron a generar, no obstante aportó aspectos positivos a la industria y a la cultura del momento, al optar por la inclusión y permitir a las mujeres tocar la batería o la guitarra, algo inusual en esa época.