pozos
Descargar el Audio

Rufo Medina (gerente de Relaciones Institucionales del diario) explicó que no fue el INDERT el que solicitó el derecho a réplica sino varias entidades que pidieron publicar en un espacio reservado un documento que contaba con una sola firma que no era la de Cárdenas.


El entredicho surge tras las publicación de una serie de informes que involucran al titular del ente en supuestos negociados en la construcción de pozos de agua.

Cárdenas se comunicó con Ñanduti para aclarar que efectivamente se trataba de una solicitada promovida por un grupo de ONG’s y mencionó que una sola firma alcanza para que el documento se publique.

Medina insistió en que el texto no reunía los requisitos necesarios para ser publicado. “No es una censura, es una política de la empresa respecto a los espacios reservados” sostuvo el periodista.