Después de que anoche los festejos empezaron con el encendido de antorchas en Jerusalén, el día comenzó con aeronaves de las fuerzas aéreas israelíes surcando el cielo en una exhibición ya habitual en la fecha.


Israel celebra el 68 aniversario de su declaración de Independencia.

En esos momentos el presidente Reuvén Rivlin, en compañía de su primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el jefe del jefe del Estado Mayor, Gadi Eizenkot, iniciaron en la residencia presidencial la ceremonia de entrega de la Medalla de la Excelencia a 120 miembros del Ejército.

Y durante toda la jornada permanecerán abiertas al público numerosas bases militares terrestres, aéreas y marítimas en las que se realizarán exhibiciones para los visitantes.

También hoy está previsto que 65 jóvenes de 33 países pongan a prueba sus conocimientos de religión en el concurso internacional de la Biblia ante el primer ministro, que se espera participe esta noche en el acto de entrega del prestigioso “Premio Israel” a las artes y las ciencias.

Entre los galardonados está el académico David Shulman, premiado en el ámbito de investigación religiosa por su trabajo sobre lenguas y culturas hindúes, que ha anunciado su intención de donar la cuantía (20.000 dólares) a la organización Taayush, con la que colabora en la ayuda a palestinos de las Colinas del Sur de Hebrón, en Cisjordania ocupada.

Las barbacoas, eventos musicales y algunas iniciativas originales como descuentos del 68 por ciento en comercios servirán a los israelíes para conmemorar la declaración de Independencia de Israel, que se celebra el 5 del mes hebreo de Iyar y no por el calendario gregoriano, que coincidió en 1948 con el 14 de mayo.

Según datos que recoge hoy el diario Haaretz, en el país viven por primera vez este aniversario cerca de 36.000 nuevos inmigrantes de un total de 8,5 millones de ciudadanos, 10 veces más que en 1948.

La misma información apunta a que el 74 por ciento de la población (6,37 millones) es judía, un 20,8 por ciento (1,77 millones) árabe y el 5,2 por ciento restante corresponde a minorías.

La nota destaca que en 1948 tan sólo un 6 por ciento de los judíos de todo el mundo estaban en el Estado recién creado, mientras que hace un par de años el porcentaje alcanzó el 43 por ciento (de 14,3 millones). EFE