El base esloveno Goran Dragic surgió como el líder del ataque de los diezmados Heat de Miami y con 30 puntos los guió al triunfo de 103-91 ante los Raptors de Toronto en el sexto partido de playoffs de la Conferencia Este.


Dragic y Wade mantienen con vida a los Heat.

La victoria permitió a los Heat empatar a tres la serie al mejor de siete que se definirá el domingo cuando se enfrenten en el Air Canada Centre de Toronto.

Dragic, que logró siete rebotes y cuatro asistencias, superó la marca encestadora anterior de playoffs que estaba en 26 puntos.

El veterano escolta Dwyane Wade llegó a los 22 puntos y también hizo una buena labor en la distribución del juego con cinco asistencias y seis rebotes, todos defensivos.

Wade superó al legendario pívot Hakeem Olajuwon en el duodécimo puesto de la lista de mejores encestadores en la historia de los playoffs de la NBA.

El escolta estrella de los Heat también ocupa el vigésimo puesto en la lista de todos los tiempos de más partidos de playoffs disputados con 102.

Johnson aportó 13 puntos con cuatro rebotes, mientras que el alero Justise Winslow, que jugó como número cuatro, encestó 12 y el ala-pívot reserva Josh McRoberts, el único hombre alto disponible por los Heat entre los ocho jugadores que salieron al campo con los Heat, anotó 10 tantos.

Las bajas por enfermedad y lesión del ala-pívot Chris Bosh y el pívot Hassan Whiteside han dejado a los Heat sin un hombre alto de calidad dentro de la plantilla por lo que el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, tuvo que decidirse por los hombres bajos en el cinco inicial, lo que al final fue la estrategia perfecta.

El equipo de Miami estuvo siempre el control de las acciones y del marcador y fue el equipo que más propuso en el ataque, lo que le permitió llegar al descanso con la ventaja parcial de 53-44.

El base Kyle Lowry recuperó de nuevo su condición de líder encestador de los Raptors con 36 puntos tras anotar 12 de 27 tiros de campo, además de capturar cuatro rebotes y repartir tres asistencias.

El escolta estrella DeMar DeRozan llegó a los 23 puntos, pero el resto de sus compañeros se combinaron para sólo 14 de 34 tiros de campo y una aportación de 32 puntos.

El pívot congoleño Bismack Biyombo brilló en el juego interior al conseguir 13 rebotes, incluidos 12 defensivos, y puso dos tapones, pero anotó sólo cuatro puntos.

Los Raptors de Toronto son uno de los cuatro equipos de la NBA que todavía no han podido llegar a disputar unas finales de Conferencia en su historia, como les sucede también a los Hornets, a los Pelicans de Nueva Orleans y Los Ángeles Clippers.

Los Raptors no han perdido dos partidos consecutivos desde el pasado 23 al 25 de marzo en la competición de la temporada regular. EFE