El partido se solidarizó con los alumnos que retiraron la placa stronista del Colegio Técnico Nacional. Consideraron la decisión “un acto de libertad de expresión política de un sector juvenil que tiene una conciencia clara sobre los daños que la dictadura de Alfredo Stroessner ha causado a nuestra sociedad”.


Kuña Pyrenda expresa su apoyo a los estudiantes secundarios.

Manifiestan que ninguna placa o monumento que haya sido colocado en el marco de lo que el stronismo propició puede ser considerado patrimonio histórico sino que deben ser utilizados para enseñar a nuestra sociedad lo que nunca más debe ocurrir, en referencia al autoritarismo de dicho gobierno asi como para generar el debate en todos los sectores de la sociedad.

Con relación a las amenazas y presiones de que están siendo objeto las y los estudiantes, aseguran que “solo ratifican lo necesario que ha sido este acto”.