La ucraniana Jamala lo logró anoche en Estocolmo con "1944". Es el segundo triunfo para su país en la historia de Eurovisión.


La canción “1944” hace referencia a las deportaciones masivas ordenadas por Stalin tras un polémico referendo no reconocido por Occidente que la abuela de Jamala vivió en carne propia. A pesar de que las políticas internas del festival no permiten inmiscución política, la canción fue aceptada.
Por otro lado, Australia había dominado con claridad las votaciones de los jurados, con 320 puntos, por delante de Ucrania (211), Francia (148), Malta (137) y Rusia (130). El top 10 lo completaron, por este orden, Francia, Armenia, Polonia, Lituania y Bélgica.
La gala, por primera vez emitida en Estados Unidos incluyó la actuación de la “superestrella” norteamericana Justin Timberlake.
Fue la tercera vez que Estocolmo acogió una final del popular festival y como en las rondas previas, la gala de esta noche estuvo conducida por Måns Zelmerlöw, ganador del año pasado en Viena y Petra Mede.
El Festival de la Canción de Eurovisión es un concurso televisivo de carácter anual que se realiza desde 1956, en el cual compiten representantes de las televisiones cuyos países son miembros de la Unión Europea de Radiodifusión.