Ha habido muchos documentales sobre riesgos de los alimentos transgénicos. Estos incluyen “El futuro de los alimentos”, “OMG OMG”, “El mundo según Monsanto” y “Ruleta Genética”, para nombrar unos pocos. Pero el complejo mundo oscuro de los transgénicos (OMG) no ha sido objeto de una película de ficción, hasta ahora.


Por Graciela Vizcay Gómez

“Consumed” es un thriller, que cuenta la historia de Sophie, una madre tratando de lidiar con la misteriosa enfermedad de su hijo pequeño. Ella no puede entender qué está causando erupciones desagradables en el cuerpo de su niño y vómitos. Empieza a investigar y descubre los alimentos genéticamente modificados en todas las góndolas del supermercado.

A partir de ahí, Sophie, interpretada por Zoe Lister-Jones, se embarca en una búsqueda desesperada para ayudar a su hijo, mientras cada vez se sumerge más en el mundo de los OMG con sus problemas de seguridad, la dominación corporativa y la ciencia cuestionable. Hacia el final de la película, Sophie teme por la seguridad de los alimentos que comen todos los estadounidenses.

Ficción para abrir los ojos

El director del film, Daryl Wein manifestó que el momento era propicio para una película de ficción sobre los OMG. “Nadie había hecho una”, dijo. “Nos pareció que era importante que informara y abriera los ojos de la historia y de las personas sobre los transgénicos. Al ver este tema desde una película, es un poco más digerible, sin juego de palabras”.

Wein trabajó en el guion con su esposa, Lister-Jones, que es también la productora además de la actriz principal.

“Al principio, no sabíamos cuál sería la historia, pero a medida que cavamos más profundo, nos dimos cuenta de que había un par de indicadores que queríamos para golpear”, dijo y sumó: “Queríamos mirar a los personajes en el mundo real, como los agricultores, científicos, empresas de biotecnología y las personas que comen alimentos procesados”.

Actores famosos juegan un papel clave en la película. Danny Glover es un agricultor orgánico cuya granja se ve amenazada por una compañía multinacional de biotecnología llamada Clonestra. Víctor Garber es el CEO de Clonestra. Griffin Dunne es un ex científico de denuncia irregularidades. Taylor Kinney es un empleado de Clonestra que se hace amigo de Sophie y empieza a dudar de los objetivos de su empresa.

La película logra cubrir muchas de las controversias en torno a los transgénicos, incluyendo la avaricia corporativa y el control sobre las semillas, las amenazas a las granjas orgánicas, falta de transparencia y la intimidación de los científicos que cuestionan esa tecnología.

Wein dice que su objetivo era entretener e informar, “provocar un diálogo entre la gente en torno al tema de la comida”. También remarcó: “Queríamos que la película pudiera tratar sobre una madre de la clase trabajadora y su hijo”.

“Consumed” está disponible en video en las plataformas, como iTunes y Amazon, así como a través de la página web de la película. Este film, seguramente cambiará la forma de ver la alimentación.

En una reciente entrevista que realizó la periodista Kate Salomón a Lister-Jones, la actriz y co-guionista del film respondió acerca de su papel. En las tradicionales películas como “Erin Brockovich” y “Silkwood”, la investigación de Sophie la lleva por un camino de peligros e intriga, y se presenta a los espectadores con razones de peso para comprar productos orgánicos y apoyar a los agricultores locales.