Atlético Nacional, con un agónico gol a los 95 minutos de Orlando Berrío, alcanzó el resultado que parecía imposible para avanzar a las semifinales de la Copa Libertadores: un 3-1 sobre Rosario Central que dejó con las manos vacías a los argentinos, que en el partido de ida habían ganado por 1-0.


Atlético Nacional avanza con agonía a las semifinales.

Todo parecía servido para el Rosario Central, que a los 8 minutos se fue en ventaja con un gol de penalti anotado por Marco Ruben y aseguraba una considerable ventaja gracias al valor agregado del gol a domicilio.

En la semifinales el Atlético Nacional se citará con el Sao Paulo, que el miércoles eliminó al Atlético Mineiro.

El juego, que duró 102 minutos, terminó con la expulsión de cuatro jugadores, tres de Rosario Central.

Antes del fin del primer tiempo, a los 47, Macnelly Torres igualó el encuentro. El venezolano Alejandro Guerra remontó a los 50 y cuando parecía caso juzgado el encuentro y la clasificación servida para Rosario Central, Orlando Berrío fijó el 3-1 a los 95 minutos.

La celebración desmedida del delantero colombiano, en la cara del portero Sebastián Sosa, le costó la expulsión y desató una trifulca entre juadores de ambos equipos.

El equipo argentino, con la tempranera ventaja a cuestas, jugó tranquilo, manejó el juego en busca de la desesperación de un rival que necesitaba casi un milagro para marcar tres goles que le permitieran revertir el marcador en contra.

Atlético Nacional siguió presionando tratando de derrotar el muro defensivo que montó Rosario, que además marcaba hombre a hombre tratando de detener la presión del conjunto local por conseguir alguna anotación.

Y fue solo en el tiempo de descuento, en el minuto 47 que llegó por fin el gol del empate del equipo local en una gran jugada de Orlando Berrío quien habilitó a Torres.

En la etapa complementaria, la formación colombiana salió una vez más controlando el balón ante un Rosario que siguió defendiéndose, sin hacer mucho en ataque.

Alexis Henríquez fue el primero en inquietar la portería de Sebastián Sosa con un remate desviado, que fue el anuncio del que sería el segundo gol de Nacional en el minuto 50 tras un pase de Marlos Moreno al venezolano Alejandro Guerra quien venció una vez más la portería de Sosa, para el delirio de la afición verdolaga.

Un minuto después Bocanegra por poca marca el tercero con un remate cruzado que pasó muy cerca de la portería de Sosa.

El ritmo del juego bajó un poco en Nacional, mientras Rosario presionado intentó salir, pero el conjunto local siguió controlando las acciones y metiendo al rival en su propia área.

Las faltas y los roces no se hicieron esperar lo que detuvo el juego en varias ocasiones, lo que generó doce minutos de adición y más tensión al encuentro, que terminó con roces y agresiones en diversas partes de la cancha.

– Ficha técnica:

3. Atlético Nacional: Franco Armani; Daniel Bocanegra, Davinson Sánchez, Alexis Henríquez, Farid Díaz; Alexander Mejía, Sebastián Pérez (m.35, Orlando Berrío), Alejandro Guerra, Macnelly Torres (m.85, David Castañeda); Jonathan Copete (m.46, Andrés Ibargüen) y Marlos Moreno.

Entrenador: Reinaldo Rueda.

1. Rosario Central: Sebastián Sosa; Pablo Álvarez (m.43, Cristian Villagra), Alejandro Donatti, Esteban Burgos, Víctor Salazar; Damián Musto, José Fernández, Walter Montoya (m.52, Gastón Romero), Franco Cervi; Marco Rubén y Germán Herrera (m.72, Giovani Lo Celso).

Entrenador: Eduardo Coudet.

Goles: 0-1, m.8: Marco Rubén. 1-1, m.45+2: Macnelly Torres. 2-1, m.50: Alejandro Guerra. 3-1, m.95: Orlando Berrío

Árbitro: el uruguayo Daniel Fedorczuk expulsó a Esteban Burgos (m.90), Orlando Berrío (m.95), Damián Musto (m.905) y Giovani Lo Celso (m.99). Y amonestó a Marco Ruben, Alexis Henríquez, Andrés Ibargüen, Cristian Villagra y Alexander Mejía.

Incidencias: partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores jugado en el estadio Atanasio Girardot, de Medellín, ante unos 45.000 espectadores. EFE