Corea del Sur rechazó hoy la propuesta de Corea del Norte de celebrar una reunión bilateral para rebajar la tensión militar e instó al régimen de Kim Jong-un a renunciar a su programa de armas nucleares.


Corea del Sur rechaza la propuesta norcoreana de celebrar una reunión militar.

“Para cualquier diálogo con Corea del Norte, es prioritario que el país dé pasos hacia la desnuclearización”, indicó un portavoz del Ministerio surcoreano de Defensa, tras expresar su “pesar” por el hecho de que Pyongyang propusiera iniciar conversaciones militares “sin mención alguna a su problema nuclear”.

Pyongyang propuso la víspera “contactos preparatorios para abrir conversaciones a nivel militar entre las autoridades de las dos Coreas” con el fin de “rebajar la tensión militar y crear un ambiente de confianza”, según un comunicado de agencia estatal de noticias KCNA.

El portavoz de Seúl acusó hoy a Pyongyang de ocultar “intenciones fraudulentas” bajo su propuesta de diálogo, al considerar que podría servir para ganar tiempo y “debilitar las sanciones” impuestas al país por la comunidad internacional tras sus últimas pruebas nuclear y de misiles.

También instó al régimen de Kim Jong-un a, previamente a cualquier tipo de diálogo, “mostrar su compromiso con la desnuclearización y tomar acciones prácticas si espera llevar la paz y la estabilidad a la península coreana”.

La Península de Corea vive una etapa de fuerte tensión después de que Pyongyang llevara a cabo su cuarta prueba nuclear en enero, a lo que siguió el lanzamiento de un satélite, considerado por la comunidad internacional como un ensayo encubierto de un misil de largo alcance.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas castigó ambas acciones con nuevas y más duras sanciones contra Corea del Norte a comienzos de marzo con objeto de forzarle a abandonar su programa de desarrollo de armas nucleares. EFE