En el estadio Bollaert - Delelis, ubicado en la ciudad de Lens, dio lugar a la victoria de los suizos por 1-0. Los "Drons" como se les conocen a los de Albania hacían su debut histórico en la Eurocopa. Este juego correspondió al Grupo A que comparten junto a Francia y Rumanía.


Suiza se impone ante la humilde Albania.

Por Tobías Rubin, desde Francia.

Desde que comenzó el partido los suizos tuvieron más ímpetu, en el primer ataque nada más que a los 4 minutos ya se ponían en ventaja en el marcador, desde un córner tras un centro exquisito del zurdo Shaqiri (ex Bayern Múnich, actual jugador del Stoke City) el central Schär se anticipó al arquero albanés, que como se dice usualmente “salió a cazar mariposas” y así la mandó a guardar con un cabezazo.

Seguía el dominio suizo, pero por otra parte Albania iba en busca del empate con lo que tenía, el 10 albanés, Sadiku tuvo una chance perfecta para empatar cuando se quedó mano a mano con el arquero tras un centro desde la banda derecha, pero Sommer se lució con una gran tapada.

Luego de eso siguieron insistiendo pero no tan punzantes, con centros sin rumbo y remates desde fuera del área que se iban desviados. Hasta que el equipo albanés se descompuso totalmente cuando a los 35 minutos su capitán, Cana, se iba expulsado por doble amarilla tras impedir con la mano al borde del área, que avanzara el delantero suizo cuando este se quedaba solo.

Suiza tuvo una chance magnífica para aumentar la diferencia desde el tiro libre pero Dzemaili remató por el palo. Luego el mismo jugador tuvo otra chance más que pasó muy cerca del palo izquierdo y así terminó la primera mitad del encuentro.

La segunda mitad continuó con más de lo mismo, Suiza controlaba el partido y además era el que atacaba. El 9 suizo tuvo muchas chances pero en frente suyo estaba Berisha, arquero albanés de la Lazio que le negó el gol siempre con excelentes tapadas. Luego ingresó en el conjunto suizo Embolo, es una gran promesa de 19 años que milita en las filas Basilea, le transmitió más dinámica al equipo, varios jugadores albaneses se ganaron la amarilla intentando frenar al joven.

Seguían más cerca los suizos del segundo que los albaneses del empate, hasta que faltando 5 minutos para el final el delantero que acababa de ingresar en el equipo albanés, Gashi, tuvo una chance inigualable de gol, totalmente solo pero Sommer llegó a acariciar el balón y la mando al córner.

Así finalizó el encuentro y Suiza consiguió una victoria en la Euro luego de 8 años. ( 2-0 a Portugal en la Euro disputada en Austria y Suiza justamente, en el 2008)

La segunda fecha de este grupo está programada para el miércoles:

Rumanía – Suiza a las 12:00

Francia – Albania a las 15:00

(Hora paraguaya)