La canciller alemana, Angela Merkel, abogó hoy por mantenerse firme en los "valores y convicciones" de las sociedades "abiertas" en respuesta a la matanza de Orlando (EEUU), en la que ayer murieron 50 personas.


Angela Merkel.

Merkel realizó estas declaraciones en un telegrama enviado al presidente de EEUU, Barack Obama, en el que condenó el ataque -reivindicado por el Estado Islámico (EI)- guiado por el “fanatismo” y un “odio malévolo”.

“Frente a estos horrores nos mantendremos firmes en nuestros valores y convicciones: no vamos a claudicar de nuestra libertad, nuestra compasión y caridad y tampoco de nuestra vida en común”, aseguró la canciller.

A su juicio, las democracias liberales occidentales pueden sobreponerse a este tipo de ataques: “nuestras sociedades abiertas son más fuertes que cualquier odio ciego”.

Merkel aprovechó además el comunicado para transmitir a Obama las condolencias del pueblo alemán para con los damnificados por la tragedia.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Martin Schäfer, indicó en un encuentro rutinario con periodistas que por el momento no se ha podido confirmar que entre las víctimas mortales haya algún ciudadano alemán, aunque tampoco lo descartó.

Omar Mateen, un ciudadano estadounidense con raíces afganas de 29 años, irrumpió en la noche del sábado al domingo en el bar Pulse de la ciudad de Orlando, en el estado de Florida, y abrió fuego de manera indiscriminada contra los clientes de este local, un punto de encuentro de la comunidad homosexual.

En el ataque murieron 50 personas y otras 53 resultaron heridos en el que es ya el peor tiroteo masivo en la historia de EEUU, un acto que Obama ha calificado de “acto de terrorismo y odio”. EFE