El ex primer ministro italiano entró hoy en quirófano para someterse a una operación de corazón a causa de una insuficiencia aórtica severa por la que fue ingresado el martes de la semana pasada.


Operan a Berlusconi del corazón tras una semana hospitalizado.

La intervención comenzó a las 08.00 locales (06.00 GMT) en el hospital milanés de “San Raffaele” y se prevé que dure aproximadamente cuatro horas, indicó el centro en un comunicado.

El cirujano es el doctor Ottavio Alfieri, uno de los cardiólogos italianos de mayor prestigio, acompañado por el médico de confianza de Berlusconi y responsable de la unidad de Anestesia General y Reanimación del hospital, Alberto Zangrillo.

El objetivo de la intervención es sustituirle la válvula aórtica -que separa el corazón de la aorta y que se abre y cierra para permitir que la sangre fluya hacia el resto del cuerpo- por una biológica.

Una vez concluya la operación, el magnate, que el próximo septiembre cumplirá ochenta años, deberá pasar cuarenta y ocho horas en observación.

Antes de entrar en quirófano, Berlusconi se ha reunido con su abogado, Niccolò Ghedini, y con el presidente de Mediaset, Fedele Confalonieri, y ha recibido la visita de cuatro de sus cinco hijos -Marina, Piersilvio, Bárbara y Eleonora-, según los medios locales.

La pasada noche se confesó con el párroco del centro, don Matteo, y tomó la comunión, de acuerdo a las mismas fuentes.

Ayer lunes Berlusconi difundió un comunicado en el que decía estar “naturalmente preocupado” ante esta operación a corazón abierto, al tiempo que agradecía las numerosas muestras de apoyo que ha recibido de parte de numerosos políticos del país.

Berlusconi fue ingresado el pasado martes por consejo de Zangrillo, después de que el domingo mostrara síntomas de insuficiencia cardiaca en Roma, adonde acudió a votar en las elecciones municipales.

En 2006, Berlusconi fue operado en una clínica de Cleveland, en Estados Unidos, donde se le implantó un marcapasos. EFE