La cárcel de Presidente Venceslau es el cuartel general del crimen organizado en Brasil. Desde 2014 es la residencia de 'Marcola' el líder del PCC.