Los últimos finalistas de la Copa América aplastaron a Venezuela (4 a 1) y México (7 a 0) y se perfilan como los grandes candidatos a quedarse con la competición.