Aunque no opuso resitencia, el ministro De Vargas sostuvo que Pérez Corradi jamás tuvo la intención de presentarse ante la justicia paraguaya como sus abogados afirmaban. “Estaba en un país donde no tenía proceso penal. Estaba evadiendo a la justicia. Eso demuestra que no tenía intenciones de entregarse”. Adelantó que será extraditado.


Francisco de Vargas y la fiscala Sandra Quiñónez conversaron con los medios de prensa tras la inspección médica al prófugo argentino.

Informaron que la captura se produjo alrededor de las 09:00 en la ciudad brasileñan Foz de Yguazú en un operativo conjunto de la Policía paraguaya y la brasileña.

Una vez detenido, se ordenó su expulsión del territorio brasileño y su traslado a Asunción.

Quiñonez explicó que los delitos que se le imputan en Paraguay “son menores” comparados a los que le acusan de cometer en Argentina y que se hará todo lo necesario para extraditarlo lo antes posible.

Francisco de Vargas contó que la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lo llamó para felicitarlo por la captura. “También ellos están preocupados por cuándo se dará la extradición, por cómo se solucionarán las cosas”.

Corradi será trasladado a la Agrupación Especializada donde guardará reclusión.