"Imbécil". "Pelotudo". "Desubicado". "Bestia. "Mentalmente no calificado". Esos fueron algunos de los calificativos que usaron los tuiteros contra el conductor de la Rocka. No sabían que todo era parte de una campaña. Muchos de ellos terminaron pidiéndole disculpas.