El prófugo argentino, interpretado por Fredy Villarreal, estuvo presente en el programa de Marcelo Tinelli y explicó por qué tiene las heridas en las yemas de sus dedos. "No sé si puedo hablar. Nací en Paraguay, yo no tengo nada que ver. Soy absolutamente inocente", expresó.