Maurice Armitage, actual alcalde de Cali (suroeste) y quien en 2002 estuvo secuestrado durante casi dos meses por las FARC, instó hoy a los colombianos a que estén predispuestos a perdonar a los miembros de esa guerrilla, que próximamente anunciará un cese el fuego bilateral y definitivo con el Estado.


Maurice Armitage.

“La paz la tenemos que construir y la única forma de construirla es teniendo a flor de labios la palabra perdón”, dijo Armitage, burgomaestre de la capital departamental del Valle del Cauca, a la emisora Blu Radio.

Armitage subrayó que “como colombianos tenemos que lograr la reconciliación” entre ciudadanos y excombatientes, que según sostuvo en una declaración que ha levantado polémica, “no han tenido otra opción”.

“Siempre he creído que nuestra sociedad ha tenido mucha responsabilidad porque, de alguna manera, hemos conducido a unos jóvenes a la guerrilla porque no han tenido otra opción”, expuso en unas declaraciones divulgadas este martes.

Ante el revuelo causado, hoy explicó que sus palabras se referían a quienes “terminaron en las filas de la guerrilla y no a quienes pusieron bombas y mataron gente”.

“Casi el 70 % de los guerrilleros se han metido allá porque no ha tenido otra alternativa distinta. A esa gente le tenemos que pedir perdón, pero eso no quiere decir que le tengamos que pedir perdón al que puso la bomba en el Club El Nogal”, expresó en referencia al atentado cometido por las FARC en 2003 en Bogotá, donde murieron 36 personas y 170 resultaron heridas.

Después de más de tres años y medio de negociaciones de paz en La Habana, medios colombianos sostienen que hoy se anunciarán los detalles del cese el fuego bilateral y definitivo entre las partes, que se espera se presente formalmente este jueves.

La posibilidad se baraja después de que hoy se haya conocido que la Subcomisión Técnica del Fin del Conflicto entregó a la Mesa de diálogos de paz una propuesta de acuerdo sobre ese cese el fuego. EFE