regular_fernando_lugo.jpg
Descargar el Audio

A cuatro años de su destitución, el expresidente explicó que el reconocimiento que recibe es producto del trabajo en equipo que se hizo en el periodo 2008-2012. Dijo que el Paraguay tiene instituciones "débiles, frágiles e ineficientes".


La guerra narco. “Ojalá que este Estado no sea un Estado falllido como el norte de México. Le escucho todos los días al intendente pedir socorro, que la gente no salga a las calles…Pedro Juan es una ciudad secuestrada…”

El gobierno de HC. “La ciudadania hoy le pide eficiencia a la selección paraguaya que ha tenido un gran respaldo popular ¡Más de un millón de votos! Generó una expectativa muy alta pero el poder desgasta y mucho más cuando no hay resultados tangibles y palpables”.

“Hubo fortalezas que no se aprovecharon correctamente; la transparencia, la APP y la reducción del deficit…”

¿Cómo está el país? “No estamos bien porque la gente no esta bien. La clase política tiene que revertir este proceso.”

La imagen positiva. “Me emociona que la gente me aclame y me aplauda, me abrace con afecto, pero es el resultado del trabajo en equipo que hicimos en 208-2012. Lugo no es Mandrake, no es Jesucristo, ¡no es un mesías! Solo no hace ni sirve para mucho”:

¿Cómo está Cartes? “Encerrado. Quizás es mismo error que yo cometí muchas veces, por eso lo entiendo. No somos sapo de este agujero que es la clase política. Yo vengo de la iglesia, el del mundo empresarial. Yo muchos de lo métodos de la iglesia quise aplicar que no funcionaron y el habrá querido aplicar los métodos de la empresa y tampoco”.


¿Que aprendió de la destitución de 2012?
“La política es un aprendizaje continuo. Yo no creía cuando me decían que en el Parlamento el articulo más fuerte era el 23. 23 votos. En el Congreso lo político está por encima de todo.”

El futuro.
“Tenemos que resurgir como la guerra del 70, la guerra con Bolivia y tantos momentos difÍciles de la historia”.

La reelección.
“Cuando se habla de reelección se consulta a los parlamentarios pero no son los parlamentarios, los políticos, no es la ciudadania o los abogados, son la justicia electoral y la Corte Suprema los que van a decir si Lugo está habilitado o no”

Por último, reconoció sus raíces coloradas y habló de una alianza de sectores y no de partidos para 2018.