En el inicio de los alegatos de la defensa, el abogado Dario Aguayo calificó el proceso contra los once acusados de montaje. “La fiscalía ocultó evidencias, realizó una investigación unidireccional, actuó bajo presión de poderes políticos y violentó descaradamente el Código Procesal Penal”.


Seguidamente atacó los argumentos utilizados por los fiscales durante sus alegatos y su enconada defensa de los intereses de la firma Campos Morombí.

“Quienes son los fiscales para cuestionar a los campesinos que utilicen la frase ‘Vencer o Morir’, fueron sus antepasados los que pelearon y defendieron la patria en esa guerra, no leo yo entre los nombres de los héroes combatientes los apellidos Rachid ni Riquelme, pero si encuentro los apellidos Villalba, Castro, López” sostuvo Aguayo.

Once campesinos son juzgados por la masacre del 15 de junio de 2012. La fiscalía pidió penas que van de cinco a 40 años de prisión.