El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) habilitó desde este lunes el tráfico vehicular sobre el viaducto ubicado en la Transchaco y el inicio de la Ruta 3, en la rotonda del desvío a Puente Remanso, de modo a agilizar el tráfico en la zona. 


El MOPC habilitó desde este lunes el nuevo viaducto de Mariano Roque Alonso.

El ministro del MOPC, Ramón Jiménez Gaona explicó que al ordenar el tráfico, permitiendo el uso del nuevo viaducto, se dará  inicio a la construcción del segundo viaducto, en el mismo lugar, de modo a completar las cuatro vías principales del carril central de esta obra.

“Sumado a las calles colectoras paralelas se tendrán ocho carriles, que comparado a la ruta que dos carriles que teníamos significa un alivio muy importante para la ciudad de Limpio y Mariano Roque Alonso”, sostuvo.

Puntualizó que el segundo viaducto se terminaría para fin de año, mientras que la obra en su totalidad concluiría a principios del 2017.

“Es una obra que puede servir de muestra para la capacidad de construir, afectando mínimamente a los comercios de la zona en referencia a lo que proponemos con las obras del metrobús”, añadió el secretario de Estado.

La circulación será en el sentido Asunción-Limpio, mientras que la circulación Limpio-Asunción y Asunción-Remanso se realiza a nivel del suelo, por calles colectoras complementarias.

La obra corresponde a la ampliación de la Ruta 3 “Gral. Elizardo Aquino”, tramo Mariano Roque Alonso-Limpio, que está a cargo del Consorcio C-R, integrado por las empresas CDD Construcciones y Benito Roggio e Hijos S.A.

La habilitación será provisoria, por lo que técnicamente se la denomina “desvío constructivo”, considerando que ahora empezará la construcción del segundo paso a desnivel de acceso a Puente Remanso.

La circulación será controlada y se contará con banderilleros y carteles con información por lo cual se ruega a los automovilistas conducir con precaución y a respetar las indicaciones del personal acreditado en el lugar.

Al ser requerido sobre la situación del Pilcomayo, dijo que está es la segunda mayor sequía de los últimos 19 años, que según dijo será más complicada en los próximos meses, hasta llegar a noviembre y diciembre, donde se inicia nuevamente la riada del siguiente año.

Manifestó finalmente que el MOPC está colaborando con la Secretaria del Ambiente (SEAM), con todos los recursos disponibles, para minimizar los efectos de la sequía y en paralelo trabajar para garantizar que la próxima riada pueda ingresar al país. IP