El último partido de esta fase de octavos de final, ponía frente a frente a Inglaterra vs. Islandia en Nice. El país con un poco más de 300.000 habitantes, sin dudas es la revelación de esta Eurocopa 2016 tras la victoria por 2-1 ante los ingleses. Ya están entre los ocho mejores y con promesa de seguir sorprendiendo al mundo del fútbol. 


Islandxit. Por Tobías Rubin.

Por Tobías Rubin

Islandia venía de dar un batacazo, clasificándose como segunda del grupo 6 en su debut en el torneo, por encima de Portugal que era el favorito del grupo; Inglaterra por su parte clasificó también como segundo de su grupo y de la misma manera que los islandeses, con 5 puntos. (Una victoria y 2 empates).

El ganador de este partido se enfrentaría en cuartos nada más y nada menos que contra el local, Francia. Todos ya daban a los ingleses como favoritos desde que se confirmó el encuentro.

Y parecía así porque arrancó el partido y nada más que a los 3 minutos, el arquero lo derriba a Sterling y hubo penal para Inglaterra. El encargado de patearlo y marcarlo fue su goleador histórico, Wayne Rooney.

Parecía que el sueño islandés llegaba a su fin y se venía una goleada, pero luego de 2 minutos, reaccionan rápido tras una contra, mandan un centro largo para Sigurdsson, uno de los pilares de la defensa y revelación de esta Euro, se deshace de la marca y la manda a guardar. Fue un golpe duro para los ingleses que parecían embalados con su tempranera anotación.

En el siguiente ataque islandés apareció la máxima figura de esta selección, jugador que pertenece a las filas del Swansea, Sightorsson. Después de una gran jugada colectiva, desde la media luna del área, presionando por los defensores ingleses logra rematar, Hart trata de atajarlo pero se le escurre el balón para que entre lentamente al fondo de la red.

Así estallaba Islandia, el sueño estaba más vivo que nunca, empezaba a ser una realidad, pero quedaban 70 minutos de juego.

Partidazo por donde se lo mire, con lo que estaba pasando y recién comenzaba. Inglaterra insistió mucho buscar el empate, pero falló desde el comienzo, al no ponerlo a jugadores como Vardy, dejarlo todo el partido a Harry Kane que tuvo incontables oportunidades y falló todas, sacarlo a una de las figuras que es Eric Dier y meterlo a Wilshere, que viene con una forma irregular e inactividad larga anteriormente, que tampoco no pudo destacarse en los partidos anteriores, el pibe Rashford que solo pudo jugar los últimos 5 (que en ese tiempo Inglaterra estaba desesperado y jugaba con cuatros 9 de área) pero en ese lapso creo que tuvo más garra y animo que medio equipo junto, insistieron con varios remates al arco pero no tuvieron fortuna; Dele Alli es una promesa del fútbol inglés que también tuvo muchas chances pero no pudo concretarlas, sobre todo en el último segundo de partido cuando luego de un córner se quedan solo para cabecear pero el balón se fue muy desviado y terminó el encuentro.

Para colmo renunció Roy Hogdson. Creo que es lógico luego de la derrota más vergonzosa en toda la historia de la selección inglesa, Islandia le dio un baldazo de humildad y perseverancia. El equipo más valioso (480 millones de euros) fue eliminado contra el menos valioso (44 millones de euros) un jugador inglés valía más que todo el equipo islandés junto. (Raheem Sterling fue vendido al Manchester City por 50 millones).

Un país de 300 mil habitantes, vencía a uno de 53 millones (Islandia sería el 0.6% de habitantes de Inglaterra), el entrenador islandés que tiene 2 empleos, aparte de ser DT es dentista vencía al que más cobra entre todas las selecciones, un país con solo 72 futbolistas profesionales les ganaron a las figuras de la liga más prestigiosa del mundo.

Ojalá que continúe el sueño islandés, Esta vez el que votó para dejarlo fuera a Inglaterra fueron ellos. Esto es lo hermoso de este deporte, ¡qué viva el fútbol, Islandia!