La fiscalía intimó a 1500 familias que ocupan un predio perteneciente a las FFAA en la localidad de Remansito a abandonar el lugar antes de este viernes. Según el Comité de Iglesias (institución que hasta hace poco mediaba en el conflicto), los militares arriendan una parte de la extensa finca (8.650 hectáreas) a empresas ganaderas. Denuncian además la existencia de dos plantas de residuos patológicos en la propiedad.


chaco