La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, recibió el apoyo de Paraguay para que Taiwan esté presente en los foros internacionales, en la que la mandataria se comprometió a consolidar las relaciones comerciales con el país como puerta de la isla al Mercosur.


Visita de Tsai refuerza lazos políticos y comerciales entre Paraguay y Taiwán.

Paraguay es el primer país al que Tsai realiza una visita de Estado después de su investidura el pasado 20 de mayo, en la que estuvo presente el mandatario paraguayo, Horacio Cartes.

De hecho, Tsai comenzó su agenda con una entrevista con Cartes, quien solicitó que Taiwán goce de una “participación sustantiva en organismos internacionales”, durante una comparecencia conjunta que realizaron en el Palacio de López, sede del Gobierno paraguayo.

Tsai tuvo palabras de agradecimiento por el apoyo a Taiwán expresado por Cartes en las sesiones de la Asamblea General de la ONU celebradas desde que asumió su mandato en 2013.

Horas después, y en una intervención en el Congreso, Tsai prosiguió con el argumento y destacó que su visita evidencia el nacimiento de una “nueva era de la diplomacia taiwanesa” con Paraguay que “será el principio para llevar a Taiwán a las distintas instancias internacionales”.

Ya durante la declaración conjunta con Cartes, Tsai resaltó que desde que asumió el cargo es la tercera vez que se reúne con el presidente paraguayo, tras la ceremonia de asunción en la isla, y la semana pasada, en la inauguración de la ampliación del Canal de Panamá.

Sobre la “nueva era” que Paraguay y Taiwán aseguraron haber comenzado, tras casi de 60 años de relación diplomática, y con el país suramericano como el más sólido socio de la isla en la región, Cartes aseguró que se trata de una nueva modalidad que ya no se sustentará “en la vieja y cómoda práctica de peticionar dádivas para cubrir necesidades sociales”.

“Nuestro país ya no será simplemente receptor de las colaboraciones, sino que también ofrece su colaboración en lo que sea de interés para Taiwán”, declaró Cartes.

Por su parte, Tsai destacó que la visita servirá para desarrollar el papel de Taiwán como ventana de acceso de los productos paraguayos al mercado asiático y el de Paraguay como entrada de las mercancías de la isla al Mercosur, del que forman parte además de Paraguay, Brasil, Argentina, Uruguay y Venezuela.

“Con esta nueva modalidad de cooperación bilateral vamos a celebrar 60 años de vínculos diplomáticos entre los dos países, la alianza diplomática entreParaguay y China-Taiwán es sólida y vamos a fortalecer nuestras relaciones de cooperación bilateral”, indicó Tsai.

En cuanto a los acuerdos firmados en el primer día de la visita de Tsai, destacó el de cooperación en transporte aéreo y bajo la premisa de una mínima interferencia y reglamentación gubernamental, con objeto de potenciar la conectividad aérea y el intercambio comercial entre ambos socios.

La presidenta taiwanesa anunció además un aumento de los intercambios futuros en materia de educación a través del incremento del número de profesionales y maestros de mandarín a Paraguay y la idea de que más estudiantes del país sudamericano viajen a Taiwán.

En cuanto a la inversión tecnológica, Tsai habló de los esfuerzos de Taiwán por reducir “la brecha digital” en Paraguay gracias a los “grandes recursos” invertidos en la construcción de centros de oportunidades digitales desde 2003, donde grandes empresas taiwanesas como Asus y Acer han contribuido con soporte.

Tsai también mencionó el tema alimenticio y anunció un aumento de las cuotas de ingresos de la carne paraguaya en Taiwán “para que los taiwaneses tengan más opciones a la hora de comprar carne” y la materia prima sudamericana tenga “mayor competitividad y mejor precio para competir con otras carnes de otras potencias.

Paraguay es el único país de Suramérica que mantiene lazos diplomáticos con el Gobierno taiwanés.

Latinoamérica y el Caribe constituyen el principal bastión diplomático de Taiwán en su disputa de soberanía con China, ya que 12 de los 22 aliados diplomáticos de la isla pertenecen a esa región del mundo, incluyendo Paraguay. EFE