Ya no podrán utilizar armas de grandes calibres, de acuerdo a un decreto promulgado por el Ejecutivo que modifica un artículo de la Ley Nº 1340.


Los agentes de la Senad tienen prohibido utilizar “armas de guerra”.

De esta forma, el Gobierno define las atribuciones operativas de los agentes especiales antidrogas empleados para la lucha contra los hechos ilícitos tipificados en la Ley N° 1340/1988 y sus modificaciones, especialmente en cuanto al uso de armas.

En ese sentido, dispone que “el agente especial podrá portar y utilizar armas en sus funciones operativas, tratándose de revólver hasta el calibre 38, y en el caso de pistola, hasta el calibre 9 mm, en ningún caso podrá portar ni utilizar armas de mayor calibre, armas largas o de guerra”.

Añade igualmente que las armas de mayor calibre, armas largas o de guerra referidas en el párrafo anterior serán de uso exclusivo de las Fuerzas Especiales en Apoyo, ajustado a la necesidad operativa y la disponibilidad fijadas por la Senad, en todos los procedimientos contra los hechos ilícitos tipificados en la Ley 1340/1988 y sus modificaciones.

Las Fuerzas Especiales en Apoyo siempre y en todo caso, deberán participar e integrar los procedimientos operativos, conforme con lo establecido en el manual de procedimientos y demás reglamentaciones.

Además, instruye al ministro dictar en el plazo máximo de 15 días, a partir de la promulgación del presente Decreto, un manual de procedimientos y a reglamentar cuestiones relativas a los servicios prestados por los agentes especiales y la Fuerza Especial en Apoyo, cuya transgresión será considerada como falta grave, seña este informe proveído por la Asesoría Jurídica de la Presidencia de la República. IP

Compartí: