“Raquel” fue detenida en Marina Cue siendo menor de edad. Cuatro años después será juzgada por el mismo Tribunal que condenó al resto de los campesinos acusados.


La abogada Mirta Moragas –una de las defensoras de Raquel en el caso Curuguaty– señaló que el proceso contra la joven “es totalmente nulo” pues según las reglas del proceso penal adolescente una persona es penalmente responsable “solo si” al momento de realizar el hecho tenía la capacidad de entender el alcance de sus actos y determinarse conforme a ese conocimiento, según el artículo 194 del Código de la Niñez y la Adolescencia, que se aplica en este caso, pues al momento de los hechos Raquel era menor de edad.

En este sentido explicó que la única manera de determinar el grado de madurez es a través de un estudio sicológico. Sin embargo, este estudio nunca fue realizado a Raquel, por lo que todo el proceso es nulo. Además, Moragas añadió que durante el juicio de los adultos, la fiscalía insistió mucho en indagar sobre ella, es decir, ella empezó a ser juzgada con los adultos, “lo que a todas luces es la ruptura de muchos principios constitucionales del derecho a la defensa”, sostiene.

 

Enfatizó que este es un vicio procesal insalvable, pues en caso de que se intente reparar esta violación del debido proceso ordenando que la pericia se realice cuatro años después, esta carecerá de completa validez pues no existe ningún instrumento para determinar el grado de madurez de una persona en el pasado. “La máquina del tiempo no existe” sentenció.

 

La abogada observó además que Raquel será juzgada por el mismo tribunal que condenó a los adultos, que ya tiene una opinión previa en la causa y que ya falló condenando a las mujeres a penas de seis años de cárcel. La condena se basa en el supuesto de que las mujeres se mostraron con sus hijos para tomar desprevenidos a los policías y corrieron del lugar luego de iniciarse el tiroteo. “Ella será sometida al mismo escarnio que el resto de las mujeres, por proteger a su hijo y por correr ante el peligro”, señala Moragas.

 

El juicio a Raquel está marcado para el lunes 25 de julio, a partir de las 8.00 horas, en el salón auditorio del campus de la Universidad Nacional de Canindeyú (Unican) en Saltos del Guairá. /Codehupy