Un rehén y los dos hombres que tomaron una iglesia con armas blancas murieron este martes en el noroeste de Francia, informó el ministerio del Interior francés.


Los dos asaltantes habían tomado cautivas a cinco personas en una iglesia en Saint-Etienne-du-Rouvray, cerca de la ciudad de Ruán.

El arzobispo de Ruán, Dominique Lebrun, confirmó en un comunicado que el fallecido es el cura de la iglesia, Jacques Hamel, quien tenía 84 años.

Tres personas resultaron heridas, según Lebrun. Una de ellas “lucha por su vida”, informó el portavoz del ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet.

Uno de los rehenes logró escapar y avisar a la policía.

La policía rodeó la iglesia, estableció un perímetro de seguridad y abatió a los asaltantes en un momento en que estos salieron de la iglesia.

La policía cerró la calle que lleva hasta la iglesia en St Etienne du Rouvray. -APTN
La policía cerró la calle que lleva hasta la iglesia en St Etienne du Rouvray. -APTN

 

El primer ministro francés, Manuel Valls, expresó su horror por un ataque que calificó de “bárbaro”.

“El Papa…comparte el dolor y el horror de esta violencia absurda”, dijo el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

Investigación

No se conoce la identidad de los atacantes ni el motivo de la acción, pero la fiscalía antiterrorista se ha hecho cargo de la investigación.

El estado de emergencia se prolongó tras el último ataque sucedido en Niza el 14 de julio, cuando un hombre que conducía un camión arrolló a gente que celebraba el día nacional de Francia en el paseo marítimo.

El presidente francés, Francois Hollande, y el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, viajaron hasta Saint-Etienne-du-Rouvray.

 

 

Una mujer que trabaja en el salón de belleza local, Eulalie Garcia, dijo que conocía al cura desde su infancia.

“Mi familia vive aquí desde hace 35 años y siempre lo hemos conocido”, declaró.

“Era alguien muy apreciado por la comunidad”.

BBC