El flamante licenciado Julio Bernal, de 25 años nació con una discapacidad que le afecta la motricidad, acaba de terminar la carrera de Administración de Empresas en la Universidad Católica. El joven culminó sus estudios siendo mejor egresado de su promoción y becado de la Itaipu Binacional.


Julio Bernal es licenciado en administración de empresas

Hijo del señor Antonio Ramón Bernal, constructor y de la señora Catalina Giménez, ama de casa, Julio Bernal Giménez es el tercero de cinco hermanos, un verdadero ejemplo de superación, ejemplo de que una discapacidad física no es un obstáculo cuando una persona quiere ser alguien en la vida.

Nacido en Ciudad del Este, este joven padece de la enfermedad de miastenia grave. Julio se moviliza en silla de ruedas debido a su enfermedad.

En el sentido de educación, el joven relató que su madre “es un ángel de la guarda” ya que nunca le negó la educación, lo acompañó todos los días, haga frío, calor o llueva e ingresaba con él a las salas de clases.

julio_bernal_becado (23)
Julio en compañía de su madre.

Doña Catalina jamás bajó los brazos, el mayor de sus hijos también padecía la misma enfermedad de Julio, la misma discapacidad y ella lo acompañó de la misma manera hasta que el joven falleció, a los 22 años.

 “Mi madre, que me acompaña en todo desde mi nacimiento, preparó mis papeles y me presenté. Rendí dos exámenes, otro proceso y gracias a Dios pude acceder a las becas. Son las becas del Bicentenario del 2011”, señaló en referencia a la beca de Itaipú a la que accedió.

“La ayuda de Itaipu fue todo para mí, sin esta ayuda no iba a poder estudiar en la facultad. Siempre quise estudiar en esa universidad porque tiene mucho prestigio, nacional e internacionalmente, pero era consciente de que sería imposible para porque no teníamos posibilidad de pagar, por eso agradezco de corazón”, dijo.

Como anécdota recuerda su madre, cuando estaba enfermo, iba a la facultad a copiar lo que tenía que estudiar. “A ella le debo todo, es un ángel para mí”, aseguró Julio, quien confesó que en las horas libres se considera un aficionado a los videojuegos.

“Cuando era niño quería estudiar derecho, pero poco a poco, creciendo, me fui inclinando hacia la administración de empresas, nuestras vidas mismas necesitan de administración, nuestro tiempo, nuestras cosas”, comentó el nuevo licenciado en Administración de Empresas.

Confesó que siempre fue querido por sus compañeros quienes le trataron con cariño y sin ningún tipo de indiferencia. Comentó que ahora tiene en mente seguir otra carrera, la Licenciatura en Marketing, que podrá culminar en dos años más porque hará una convalidación con su carrera.

“Ahora mismo soy consciente de que tengo que prepararme todavía, tengo que seguir capacitándome profesionalmente y personalmente” mencionó.

Por último, Julio Bernal dejó el siguiente mensaje:

“A los que tienen la oportunidad de estudiar que aprovechen porque el estudio les abre muchas puertas a las personas, y que escriban una historia que sea digna de contar, que no sean uno más en el montón y hagan la diferencia. Luchen por lo que quieren, querer es poder, y para poder hay que actuar, no solo querer. Hay que esforzarse”, sentenció.

julio_bernal_becado (22)