La denuncia por ejecuciones extrajudiciales no la presentó la Codehupy sino la Plataforma de Estudio e Investigación de Conflictos Campesinos (PEICC) el 8 de octubre de 2012 en la jurisdicción correspondiente (la fiscalía de Curuguaty) y ante la autoridad competente (el fiscal de la causa Jalil Rachid).


Por José María Quevedo

 

 

 

 

extra
La denuncia fue presentada en la fiscalía de Curuguaty el 8 de octubre de 2012.

 

Rachid dice que derivó la denuncia a la Unidad de DDHH pero; o el fiscal desconoce el funcionamiento del Ministerio Público o miente descaradamente porque la fiscalía de DDHH no investiga homicidios sino torturas y malos tratos y eso lo sabía muy bien la PEICC por eso presentó la denuncia en Curuguaty.

 

La PEICC respaldó la denuncia con pruebas fotográficas y testimonios.
La PEICC respaldó la denuncia con pruebas fotográficas y testimonios.

 

El escrito de la Plataforma pide que se investigue la posible ejecución (homicidio doloso) y desaparición forzada de De Los Santos Agüero y Luis Paredes; la posible ejecución (homicidio doloso) de Adolfo Castro y de otros dos campesinos no identificados.

También solicita que se indague sobre los presuntos hechos de tortura contra Adalberto Castro.

 

La organización fundamentó la denuncia con fotografías y testimonios.

 

La denuncia fue ignorada por el Ministerio Público.