Descargar el Audio

El ministro del Interior visitó esta mañana a los padres de Franz Wiebe y manifestó que esta familia no pertenece a ningún tipo de clases social acomodada y que por consiguiente el pedido de los captores es "económicamente imposible de cumplir". Trató a los secuestradores de ‘crueles y sin corazón’. “Estos terroristas nos demuestran que lo que dicen no tiene absolutamente nada que ver con lo que hacen”, señaló.