El presidente del Ejecutivo español en funciones, Mariano Rajoy (PP, centroderecha), ofreció hoy al líder de Ciudadanos (liberales), Albert Rivera, una negociación "leal, abierta y sin límites" para poder poner en marcha la legislatura y que haya gobierno.


El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy / Archivo. EFE

“Sin algún compromiso por parte de Ciudadanos no habrá estabilidad para gobernar”, dijo Rajoy tras su entrevista con Rivera, quien le expresó, no obstante, que los liberales mantienen la abstención para su investidura.

El presidente del Gobierno en funciones insistió en que España necesita un “un Gobierno sólido y estable con un amplio apoyo parlamentario” que aporte “estabilidad a la vida de este país”.

El Ejecutivo español está en funciones desde diciembre de 2015, tras dos elecciones -el pasado 20 de diciembre y el 26 de junio- que han dejado un Parlamento muy fragmentando y sin ningún partido con mayoría suficiente para formar Gobierno.

“Unas terceras elecciones serían inadmisibles y eso exige el concurso y el compromiso de todos. Tenemos que hablar y lograr algún tipo de entendimiento que acabe con el bloqueo y devuelva la normalidad a la política española”, afirmó el líder del PP.

La posibilidad de unas terceras elecciones las planteó Rajoy ayer, tras reunirse con el líder socialista, Pedro Sánchez, quien se reafirmó en el “no” del PSOE a su investidura.

El presidente del Gobierno en funciones insistió en que si el PSOE no pasa del “no” a la abstención es imposible que haya una investidura exitosa, ni tampoco será viable que haya estabilidad para gobernar si no hay “algún compromiso” por parte de Ciudadanos para sacar adelante las cuestiones urgentes que hay sobre la mesa.

Aunque Rivera solo se ha comprometido a la abstención en una futura reelección de Rajoy, éste se mostró satisfecho del resultado de la reunión con el político liberal, en la que se comprometió a abrir una negociación “leal, abierta y sin límites” que supone, a su juicio, un “primer paso” de una “larga caminata” hacia la investidura.

El Partido Popular ganó las elecciones de pasado 26 de junio con 137 escaños, pero son insuficientes para que su líder, Mariano Rajoy, sea investido presidente del Gobierno por el Congreso, donde hay 350 diputados, por lo que necesita el apoyo de otros grupos.

El candidato del PP admitió que tras reunirse con Rivera ve posibilidades de formar Gobierno y prometió hacer todo cuanto esté en su mano para que así sea y no tener que repetir elecciones.

No obstante, la abstención de los 32 diputados Ciudadanos no es suficiente, tendría que conseguir también la de los 85 representantes del PSOE, algo que, de momento, no se contempla.

Por ahora, Rajoy y Rivera acordaron reunirse en una fecha no concreta para negociar “lo urgente”, como los presupuestos para 2017 o las medidas para cumplir la reducción de déficit público, tal como pide la Unión Europea a España. EFE