La policía de Bélgica impondrá multas de 55 euros a los jugadores de Pokémon Go que no presten atención al tráfico cuando se dispongan a cruzar un paso de cebra, informaron hoy los diarios "De Morgen" y "Het Laatste Nieuws".


La policía belga multa a los jugadores de Pokémon Go distraídos.

Los agentes se basan en el artículo 7.2 del código de circulación belga, según el cual “los usuarios deben comportarse en la vía pública de forma que no provoquen peligro o molestia a los demás usuarios”.

El oficial de policía deberá describir el peligro ocasionado por cruzar la calle mirando el móvil, pero quienes envíen un mensaje o naveguen por internet desde la acera no serán sancionados. EFE