desalojo1
Descargar el Audio

El caso de un intento de despojo de la fábrica “Mega Plásticos”, ubicada en el km. 22 de Minga Guazú, sería una maniobra acompañada por el senador Oscar González Daher y la hija del Senador Juan Manuel Bóveda, la abogada Leticia Bóveda.


Los mismos, teniendo en cuenta la clara influencia en el poder judicial, pues González Daher es Presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, estarían detrás de todo el proceso para que el señor Georges Assaad Azar, sea privado de su empresa legítimamente constituida y en la cual ha invertido años de trabajo y un considerable capital.

El Abogado Rolando Cáceres Salvioni, representante legal de Assad Azar, manifestó que la jueza “Máxima Meza ha dictado una medida descabellada, a últimas horas del viernes pasado, para prohibirle el ingreso al señor Georges a su propia fábrica, y esta maniobra está respaldada por poderosos. La contraparte tiene como abogada a la hija de un senador, y se habla de que estarían detrás otros legisladores, como González Daher y el propio diputado Ramón Romero Roa”.

https://www.youtube.com/watch?v=kSjuaWLo3X0

El profesional mencionó que el señor Assaad Azar entregó un poder a su hijo Fernando Assaad luego de que le realizaran un trasplante de riñón para administrar sus bienes pero no para vender la empresa. Sin embargo, “comenzó a transferir acciones, vender propiedades, lo que no era la intención del poder. Georges Assaad tiene restricción para pisar la fábrica, su propia fábrica”, agregó.

A pesar de su avanzada edad y las graves complicaciones que afronta debido a una enfermedad, Georges Assaad Azar, propietario de la fábrica Mega Plásticos llegó esta mañana hasta el portón de la firma para agradecer el apoyo que recibe de sus funcionarios y aprovechó la presencia de la prensa para pedir una vez más que la justicia actúe con imparcialidad y resuelva reintegrarle la administración de la fábrica. Dijo que la cuestión se tornó un tema político y criticó con dureza la injerencia de dirigentes políticos y magistrados que se venden al mejor postor para perjudicarlo y por ende a los casi 200 funcionarios que dependen de la planta fabril.

“Solo pido justicia, yo he apostado por este país, las autoridades de aquel entonces fueron a buscarme para instalar la fábrica aquí, he invertido millones de dólares y ahora quieren sacarme a como dé lugar”, dijo el anciano empresario.

https://www.youtube.com/watch?v=U7OOr4-cSd0

En otro momento hizo mención a su hijo Fernando Barrak Azar, a quien llamó de “ladrón” y responsable de todo lo que está sucediendo. Dijo que su hijo lo traicionó en forma artera cuando le hizo firmar un poder general de administración estando en grave estado de salud y luego, utilizando argucias legales se auto transfirió todos los bienes a su nombre. “Es un ser sin corazón, lo que me hizo no tiene nombre”, dijo.