Casi todas las escuelas son públicas. Tienen menos horas de clases y poca tarea. No existen pruebas o exámenes de selectividad. Estas son algunas de las características de un sistema paradigmático que todos elogian pero nadie copia. En este video Michael Moore lo compara con el sistema norteamericano.


 

 

 

El diario español La Vanguardia resume las 14 razones por las que la educación en Finlandia es un éxito.

 

1. Casi todas las escuelas son públicas.

2. Existen niveles muy bajos de variación entre los resultados de las diferentes escuelas y entre el rendimiento de cada alumno. La equidad educativa es alta.

3. No se comparan las escuelas públicamente mediante rankings.

4. No existen pruebas o exámenes estandarizados hasta la selectividad.

5. Tienen menos horas de clase y menos deberes.

6. Los profesores están muy bien remunerados y tienen una alta cualificación. El sistema de selección de los estudiantes de magisterio es muy exigente y les preparan bien.

7. Los docentes disfrutan de elevados niveles de autonomía: no hay inspecciones en el aula. Sus salarios son elevados, de unos 4.000 euros brutos al mes. Trabajan una media de 31,6 horas a la semana.

8. Los padres influyen poco en las decisiones de la escuela debido al elevado estatus de los docentes. Los profesores tienen más margen para decir que no a un padre.

9. Todos los niños disfrutan de comida y material escolar gratuitos.

10. Casi el 50% de los alumnos reciben apoyo individualizado, no solamente los que tienen problemas.

11. Existen redes de comunicación e intercambio de ideas entre las escuelas.

12. Los alumnos estudian una amplia gama de asignaturas que incluyen música, arte y estudios sociales.

13. Existe educación preescolar para todos. Los maestros tienen estudios de pedagogía superior.

14. Finlandia es uno de los países menos desiguales y la pobreza infantil es del 6,5%, frente al 30% de España

 

/La Vanguardia