El informe preeliminar dice que los soldados asesinados esta sábado por la mañana en Arroyito fueron rematados con disparos de 9mm en la cabeza además de recibir heridas de armas de grueso calibre (7.62 y 5.56) y cuchilladas en diferentes partes del cuerpo. Solamente el conductor del camión habría muerto producto de la epxlosión.