Un nuevo estándar de conexiones inalámbricas a internet que se gesta desde 2009 y cuya aprobación se dio en 2013 podría ver la certificación oficial muy pronto. Se trata de Wireless Gigabit (WiGig), identificado con la codificación IEEE 802.11ad. Esta nueva tecnología nos traería conexiones a velocidades de 8 Gigabits por segundo.


Esta tecnología será ideal para el streaming en 4K o la realidad virtual.

Esto significa una evolución sobre el estándar actual 802.11 ac que permite conexiones hasta 3Gbps. No obstante, las pretensiones son mayores pues WiGig pretende alcanzar velocidades de 80 a 100 Gbps próximamente. Asimismo existe una limitación: las conexiones inicialmente solo podrían tener un rango de 10 metros de radio.

Otro gran inconveniente es que al tener un radio corto, también estará restringido a habitaciones sin obstáculos entre el router y el dispositivo. Incluso un hogar pequeño tendría dificultades por el simple hecho de tener paredes como para que las ondas las atraviesen. Pero existe una esperanza en la pronta mejoría de esta nueva forma de conexión.

Con 8Gbps de partida, la descarga y subida de archivos será el triple de rápida.
Con 8Gbps de partida, la descarga y subida de archivos será el triple de rápida.

WiGig podría contar con varios dispositivos interconectados en un hogar, igualmente estos serán capaces de trabajar con los estándares actuales y operar en las bandas de los 2,4 y 5 Ghz. Los primeros terminales compatibles con WiGig saldrán a la venta desde 2017, aunque algunos productos actuales como SoC’s de Intel o Qualcomm ya podrán operar con la nueva conexión Wireless.