El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se reivindicó hoy como la oposición real al Gobierno del conservador Mariano Rajoy (PP) en España a diferencia del PSOE que se abstendrá en la investidura o Ciudadanos (liberales), que apoyarán la elección del candidato "popular".


Podemos se reivindica como oposición real al gobierno de España.

Iglesias, en su intervención durante el debate de investidura en el Congreso, criticó las políticas del PP, así como los casos de corrupción que afectan a este partido.

“Hay más delincuentes potenciales en esta Cámara que allí fuera”, dijo en referencia al derecho de los ciudadanos a movilizarse y protestar contra las políticas injustas del Ejecutivo.

Pero el líder de Unidos Podemos, grupo que amalgama a distintos formaciones de izquierda y cuenta con 67 diputados, también fue muy duro con los socialistas, cuya abstención, junto al “si” de Ciudadanos, facilita a Rajoy la formación de un nuevo gobierno y se refirió a los tres partidos como la “triple alianza”.

En opinión de Iglesias, con la abstención del PSOE se ha puesto fin al sistema del “turnismo” entre socialistas y populares que se mantenido en España tras la constitución de 1978.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se comprometió este jueves a apoyar al Gobierno de Rajoy para desbloquear la situación política en España, aunque reconocen que no es el presidente que querían.

Rivera afirmó que comienza una “nueva etapa”, sin mayorías absolutas y avisó que será Rajoy el principal responsable de que la legislatura “vaya bien o mal” y de que ésta consiga o no durar.

El líder de Ciudadanos, con 32 diputados, recordó que su opción era una “gran coalición” junto con PP y PSOE, aunque no fue posible por la negativa de los socialistas.

El PP tiene 137 escaños, y aunque cuenta con el “si” de los representantes de Ciudadanos, necesita la abstención de los socialistas (85 diputados) para ser investido presidente del Ejecutivo. EFE