El deporte motor y los eSports (deportes electrónicos) se unirán dentro de una cita sin precedentes. La Fórmula E, el campeonato de monoplazas eléctricos, dará la chance a sus aficionados de medirse contra los pilotos profesionales de dicha disciplina.


La competencia se abre a los "gamers" con la chance de enfrentarse a profesionales.

El Consumer Electronics Show, conocido frecuentemente por sus siglas CES y que anualmente se desarrolla en Las Vegas, será la “excusa perfecta” para llevar la competición al siguiente nivel.  Esto tendrá lugar en su edición 2017 en tanto que los clasificatorios -de libre disputa- ya se encuentran en marcha.

El formato. Los competidores virtuales se medirán a través del simulador RFactor2, el único ajustado a los requerimientos de la apuesta, los 10 mejores calificados tendrán la chance de competir contra la grilla completa de la Fórmula E durante el ePrix en Las Vegas. El premio en juego es de un millón de dólares.

Un primer paso. La final que coronará a sus afortunados será  del 5 al 7 de enero en el Hotel Venetian, no obstante, más allá de la eRace que confrontará “gamers” y pilotos, el director de la Fórmula E, Alejandro Agag, afirma que este podría ser el puntapié a que los pilotos virtuales salten a la pista en un futuro no muy lejano, al más puro estilo de la GT Academy de Nissan y Gran Turismo.

La información completa -en inglés- puede ser vista en su sitio oficial