Son 138 los electores que suma el republicano contra 104 de la demócrata. El magnate se llevaría un Estado clave: Florida.