La formación ultraderechista india Hindu Sena celebró hoy con dulces, tambores y bailes la victoria del "rey del mundo" Donald Trump como nuevo presidente de los Estados Unidos, una efusividad que contrastó con la escueta felicitación y los buenos deseos del primer ministro de la India, Narendra Modi.


Reunidos en el manifestódromo de Jantar Mantar en Nueva Delhi, seguidores de Hindu Sena jalonaron vítores de “larga vida” a Trump, un júbilo que ya habían anticipado la semana pasada, cuando celebraron por adelantado la victoria del líder republicano.

“Ahora la paz será restaurada en el mundo y el terrorismo eliminado. Es el rey del mundo”, aseguró a Efe el presidente de Hindu Sena, Vishnu Gupta, en la que es la cuarta gran muestra de profundo amor de la agrupación hacia su idolatrado Trump.

El líder de la formación de la extrema derecha hindú, profundamente antimusulmana, remarcó que con el nuevo presidente de EE.UU. “el terrorismo islámico va a desaparecer” y se mostró confiado en que Trump ayudará a combatir a su archienemigo Pakistán.

El primer ministro indio reaccionó a la victoria de Trump frente a la candidata demócrata Hillary Clinton con una felicitación en un escueto comunicado, en el que manifestó su deseo de llevar las relaciones bilaterales entre la India y Estados Unidos hasta “nuevas cumbres”.

Modi añadió además que aprecia “la amistad” que Trump ha mostrado en relación a la India durante su campaña electoral, una postura que el nuevo presidente estadounidense ha ido, sin embargo, modificando a lo largo de los meses.

Trump inicialmente atacó el traslado y subcontratación de las actividades de empresas estadounidenses en el país asiático, al que ha acusado de “llevarse el trabajo” de EE.UU, aunque también ha dicho que la India lo está haciendo “muy bien” y será “el mejor amigo”. EFE