El delantero Roque Santa Cruz, que se despidió de la afición de Paraguay tras ser el máximo goleador de la historia de la Albirroja, dijo tras la derrota por 1-4 ante Perú que la selección andina los superó "claramente".


Roque Santa Cruz fue llamado por el Chiqui Arce.

Santa Cruz, que tuvo que esperar en el banquillo hasta la segunda mitad, cuando Perú ya había remontado el partido, destacó que se va con mucha tristeza.

“El partido nos deja muy lastimados porque era una oportunidad de acercarnos arriba y seguir peleando por una posición importante”, señaló.

“Los contragolpes no te dan la tenencia del balón con claridad. Son jugadas muy aisladas donde se pierde la pelota muy rápido y se convierte en un ida y vuelta”, añadió Santa Cruz.

En cuanto al homenaje que le rindieron antes del partido la Asociación Paraguaya de Fútbol, sus compañeros y el cuerpo técnico, el atacante agradeció el gesto.

“La gente se ha comportado de una manera maravillosa”, explicó Santa Cruz, que vestirá por última vez la Albirroja -si el entrenador Francisco Arce lo dispone- en La Paz en el partido del próximo martes contra Bolivia. EFE